Qué es la reputación online y para qué sirve

Cuántas veces has escuchado frases del tipo: dime con quien andas y te diré quien eres, pues bien en Internet pasa lo mismo de tal manera que todo el rastro que deja tu negocio para bien o para mal en la Red es lo que se conoce como Reputación Online .

Si no la tienes no eres nadie y si la tienes has de estar muy pero que muy atento a cuál es la imagen que das porque de ello van a depender mucho lo que puedas a llegar a conseguir con tu negocio, si es que te interesa contar con la Red como aliado para aumentar tu cuota de mercado.

Has de tener en cuenta de que en Internet debes mostrar solidez y fortaleza para dejar en la retentiva del consumidor la convicción que se trata de un producto realmente serio y que cuenta con una firme organización que lo respalda. Se trata,  de dar credibilidad  a tu producto y empresa.

Piensa que los consumidores están cada vez  más informados y formados y los usuarios  en la actualidad quieren conocer las opiniones de personas afines antes de tomar una decisión, siendo cada vez más los individuos que acuden a la Red para seleccionar información sobre el producto, empresa o servicio sobre el que pretenden o piensan realizar una acción.

De hecho, las herramientas de publicación puestas a disposición de los consumidores crean un nuevo escenario donde lo que cuenta es el ‘boca a boca’. Recuerda: la conversación está en todas las partes y esto es una máxima que no debes olvidar. Por ello, es fundamental escuchar lo que se dice de nuestro producto o nuestra marca. ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque así puedes mejorar, reaccionar y tratar de mitigar ciertos efectos negativos y sobre todo construir y crecer en la Red, ganando adeptos, que de eso es de lo que se trata.

¿Pero qué ocurre si no la tienes? Pues la respuesta es bien simple: tienes que construirla porque de ello va a depender de que seas alguien en la Red. ¿Cómo? Aquí te ofrezco una breve pincelada de ideas:

-Creando una web amigable, accesible y usable.

-Comprando tus dominios y cuentas de correo.

-Abriendo perfiles  en sitios de comunidad y en distintas redes sociales

-Subiendo tus imágenes a plataformas como Flickr

-Generando contenido y optimizándolo para que se indexe adecuadamente por los buscadores a través de estrategias SEO, SEM y SMO para darle mayor visibilidad. (Conceptos de los que hablaremos en otro post)

– Etc, etc…

Sí, la lista puede ser bastante larga pero la recomendación es primero analizar de dónde partes,  identificar cuáles son tus objetivos en la Red y tras ello crear un Plan de Acción donde deben estar muy claro las herramientas a emplear, conociendo dónde está aquel  público que te interesa, la manera que has de comunicarte y  después evaluar, evaluar y evaluar en aras a poder acometer mejoras.

Por tanto la reputación online  es el reflejo del prestigio de una persona, empresa, producto, servicio, o marca en Internet.

Grábate bien esto: toda información en la Red afecta a nuestra imagen personal, profesional o empresarial, e incide directamente en la fama de las marcas, productos, empresas y profesionales, tanto si tienen presencia en la Red como si no la tienen.

Y ahora me gustaría que me contestaras a la siguiente pregunta: ¿Crees que tu negocio tiene buena  reputación online?