Monitorizar o no monitorizar, esa es la cuestión…

monitorización

Monitorizar consiste en escuchar en la red todo aquello que sea de interés para tu negocio, analizando, estando atento y vigilante a todo lo que hay alrededor de tu marca, constituyendo parte imprescindible de tu estrategia digital.

Si hay un concepto clave en Social Media éste es el de monitorización que no es más que la escucha activa en la red de todo aquello que pueda ser útil para tu empresa y esto pasa por saber primero cuál es tu reputación online, aunque  hay más…

Para que te hagas una idea, no escuchar en Internet es como si dieras palos de ciego en tu estrategia digital, algo así como si fueras con una venda en los ojos. De hecho, si has decido que tu negocio debe tener en la red a un aliado, te has comprometido en cierta forma a tener las orejas bien abiertas de todo lo que acontece en este medio sobre tu sector, tu negocio y con tu competencia.

Recuerda que cualquier acción que hagas en los medios sociales gira entorno a una máxima “escuchar antes de actuar” y eso debe presidir todos tus movimientos, incluso aquellos primeros pasos en la configuración de tu reputación, cuestión esta más que importante ya que será tu huella digital para todos aquellos que quieran saber de ti en la red.

Para llevar a cabo esa escucha tienes los llamados informes de monitorización que te ayudarán a reflejar un seguimiento de forma puntual o regular para conocer si una marca o producto cuenta con buena reputación, pero también son el medio ideal para saber el impacto que ha provocado tu acción o tener información sobre un tema en concreto.

Es decir, que debes buscar constantemente qué es lo que se dice sobre tu empresa,  tus competidores o tu mercado para poder tener a mano toda aquella información que ayude a posicionar mejor a tu negocio dentro de la estrategia 2.0 que te hayas planteado. Se trata de investigar y analizar lo que te reporta la red, y constituye pieza clave en tu estrategia digital.

Para esa ‘escucha activa‘, existen diferentes herramientas que te permiten saber qué se dice en internet, quién lo está diciendo y averiguar hasta en dónde lo están diciendo.

Una de las más básicas es Google Alerts, la cual además de ser gratuita, permite introducir conceptos y nombres y poder redirigir toda la información a tu mail o bien a tu gestor de feeds, (RSS) de tal manera que cualquier información que haya sobre estos temas que previamente has seleccionado en la red te llegará siempre y en la forma y periodicidad que desees.

Pero lo primero que has de tener claro antes de ponerte manos a la obra son tres cuestiones claves: qué monitorizar, dónde, y cómo, porque de lo contrario el universo no tiene límites 😉

Hay que acotar muy bien lo que se quiere escuchar: si es a tu competencia; si quieres saber cuál es tu reputación, si estas interesado por conocer qué se dice sobre uno de tus productos o  un tema en concreto que para ti sea crucial en tu sector…

Has de tener en cuenta además que hay dos maneras de monitorizar: externa e internamente. La primera se refiere a conocer lo que se dice de ti y a descubrir tu reputación, y monitorizar internamente consiste en extraer todos los datos relevantes que te afectan en cada una de las redes sociales donde estés operativo, es decir volvemos otra vez al término escucha pero esta vez has de enfocarlo a tu comunidad.

Pero presta atención: es igual de importante conocer en qué lugar vas a monitorizar como con qué herramientas piensas hacerlo. Aquí hay una norma que has de tener siempre presente y que te vendrá muy bien en los medios sociales: quien mucho abarca poco aprieta 🙂

Una de esas herramientas de escucha ya es vieja conocida en este blog, se trata de Tagboard, que monitoriza de forma efectiva todo tipo de hashtags en distintos medios, pero también están otras más generalistas como Social Mention, Mention, y Radian 6 (de pago).

Para la  información que emana de los blog tienes Technorati y Bitácoras; en Twitter te recomiendo Crowdbooster (de pago) pero también tienes Tweetstats o Twwittercounter (gratuitas)

En Facebook, a mi me encanta una Likealyzer, pero has de saber que cada red social tiene sus propias estadísticas como ya he explicado, permitiéndote obtener información certera sobre tu audiencia y practicar esa escucha activa de forma interna como Google Analytics, que ofrece datos para saber más sobre tu site, y todas las estadísticas que disponen las distintas plataformas sociales.

Como te he comentado hay infinidad de herramientas, pero no te olvides que  la clave es elegir aquella que te sea más cómoda para tus objetivos ya que todo dependerá de lo que quieras saber.

Pero ahora te propongo un juego, ¿te atreves a monitorizarte a ti mismo o a tu empresa y descubrir cuál es tu reputación online?

Prueba estas herramientas o cualquier otra y analiza en cada una de las redes cuál es la imagen que das.

Utiliza para ello información relevante, extraída con ayuda de las mismas, y muéstrala en un sólo folio dividiéndola por redes sociales, dejando ver aquellos indicadores que pueden ser relevantes tales como el número de seguidores, los retweet, comentarios más positivos y negativos, así como quienes son tus seguidores más activos o el número de visitantes que tiene tu site…

Estos indicadores son tan sólo un ejemplo, ya que puedes añadir aquellos que te resulten más identificativos y que  mejor te definan de tal manera que hagas una especie de tarjeta de presentación de tu identidad digital.

Tras ello, pregúntate ¿es esta la imagen que quiero dar?

Espero tus comentarios 🙂