Hazte todo un seductor, pero sin que se note… Practica el Inbound Marketing

 Inbound Marketing

Intenta responder a esta pregunta: ¿Qué haces cuándo quieres ligar? Para la mayoría de los mortales si no eres Jennifer López ni tampoco George Clooney hay dos caminos. Uno: perseguir a tu presa con todo tipo de artimañas hasta que esta caíga en tus redes contándole lo buen@ que eres y diciendo que te mueres por tener un cita porque Cupido te ha tocado con una flecha, o bien sin muchas pretensiones, empezar una conversación e intentar descubrir qué es lo que le gusta al otr@, manteniendo las orejas bien abiertas y generando diálogo en base a lo que es común, pero con una proyección a la larga y no primando lo inmediato.

Tómate un segundo, visualiza la escena y piensa en cuál de las dos posturas tendrás más posibilidades. Una vez hecho esto estarás de acuerdo que sólo con la segunda actitud el porcentaje de resultados satisfactorios se incrementa notablemente si utilizas la estrategia de ser un conquistador sin ser obvio.

Pues en marketing pasa igual, las técnicas han cambiado y si atrás quedaron los tiempos de Alfredo Landa y Andrés Pajares, hoy tampoco sirven los eslóganes como Somos los mejores del mercado y similares. Grábate que en la actualidad no hay que perseguir al cliente, ni atosigarlo, ni anunciar a bombo y platillo lo bueno que eres,  sino llevar a cabo estrategias de valor añadido de tal manera que el camino se haga a la inversa y sea el cliente el que busque el producto o la empresa en cuestión.

Hace tiempo que no está de moda la publicidad invasiva y lo que se busca ahora es la fidelización. Algo que te interesa y mucho como pyme. Así que no intentes machacar a tu cliente utilizando las técnicas tradicionales de venta,  si no más bien apuesta por generar acciones interesantes y atractivas a tu público objetivo de tal forma que sea el propio consumidor el que te busque. ¿Difícil? ¿Complejo? ¿Imposible? No tanto, lo único que hay que hacer es no crear sensaciones de estar vendiendo algo y eso se hace a través de generar contenido interesante para tu audiencia, aumentar el tráfico y buscando la automatización de tus acciones.

Bajo ese paraguas nace precisamente un concepto que lleva ya algo más de cinco años siendo utilizado por las principales empresas en su estrategia de comunicación. Se trata del llamado Inbound Marketing, muy en voga en estos últimos años y que se ha convertido en toda una filosofía que se ayuda de las redes sociales, pero también del marketing de contenido, la generación de leads, análisis web y estrategias de posicionamiento (SEO y SEM).

El Inbound Marketing persigue un objetivo: conseguir clientes potenciales estructurándose en cinco pautas que debes tener muy claras a la hora de poner en marcha tu negocio si quieres llevar a cabo estrategias de comunicación con resultados.

El primer escalón que hay que subir, por tanto, es el de generar tráfico. Y créeme no es una cuestión baladí sino que requiere bastante esfuerzo, para que te hagas una idea.

La primera herramienta que debes de tener si quieres asumir este tipo de estrategia que genera buenos resultados a las empresas es tener un blog o un site propio. A este debes de alimentarlo con contenido de alto valor añadido para tu audiencia. En este punto la realizacion de videos, whitepaper, e-book así como estrategias de posicionamiento (aquí entra también SMO=Social Media Optimización) son claves para conseguir el objetivo de llevar a tu audiciencia a tu negocio.

Ten presente que esto debe realizarse de la mano de un profesional acreditado que conozca todas las claves tanto a la hora de trasladar contenido (con lo cual lo ideal es contar con un perfil que sea periodista acreditado bien por formación o bien por currículum, que tenga en la comunicación su principal herramienta de trabajo) Y de otro que tenga conocimientos de Social Media para poder medir resultados en cada una de las plataformas donde desarrolla su acción.

Recuerda que esto es clave: Sin medición no hay resultados y por tanto no hay evaluación y conclusiones.

El segundo peldaño del Inbound marketing trata de la conversión. Es decir, ya que has logrado que te visiten ¿qué tal si los enganchas un poco y construyes una base de datos? Es decir es crucial que te visiten pero que además dejen su contacto para poder realizar acciones. De nada sirve que generes acciones en la red y luego no consiguas enganchar a tu audiencia de alguna manera para que les llegen tus mensajes… A los leads hay que seducirles.

Por otro lado hay que valorar el nivel de los prescriptores (leads) es decir en qué nivel se encuentran,  la técnica se llama lead scoring pero olvídate de los nombrajos y centraté en estudiar y saber por dónde respiran todos los usuarios que llegan a tu site. De otro lado debes llevar a cabo acciones cuyo objeto sea acercar a los posibles clientes los beneficios de determinados productos y para ello debes analizar el comportamiento de la base de datos cuando generes acciones, esto es lo que se conoce como lead nurturing.

Ah! No te olvides de fidelizar, es decir de cuidar a tus leads, o lo que viene a ser lo mismo: ofréceles información que les sea útil, cuídalos y en definitiva mímalos y sincronízate de tal manera que pongas en marcha y engrases todo el engranaje y llévalo a buen puerto y conseguirás:

  1. Impulsar tu sitio web
  2. Tener cada vez más seguidores en las rredes
  3. Ampliar tu base de datos
  4. Crear marca

El objetivo: hazte seductor para tu posible cliente de tal manera que sean ellos los que vayan a por tí y no al revés. Recuerda esto es igual que cuando ahora quieres ligar. Trabájatelo!!!

¿Me cuentas qué haces ahora tu con tu negocio para conseguir atraer a tu público?

Imagen/Pixabay