Desnudando a mi pyme o cómo hacer un buen análisis DAFO

Análisis DAFO

Para comprender cuáles son los puntos fuertes y débiles de tu negocio tan sólo has de hacer una cosa: preguntarte y responder de forma sincera sobre aspectos estratégicos de tu empresa que has de recopilar en un documento clave en la estrategia social media: el análisis DAFO.

Antes de acometer cualquier estrategia en la red debes tener muy a mano y siempre presente una foto fija de tu negocio, algo así como una especie de diagnóstico sobre tu empresa que refleje tanto los puntos fuertes como los débiles de la misma, ya que sin esto es como si no tuvieras brújula en la red…

Es sencillamente saber de dónde partes, lo que tienes, y conocer cuáles son las ventajas o desventajas de tu empresa con objeto de utilizar dicha información a tu conveniencia a la hora de elaborar posibles estrategias en los medios sociales.

Se trata de un sencillo documento que forma parte esencial del Plan Social Media, el cual debes tener siempre muy presente cuando quieras iniciar alguna acción en la red.

Su nombre: DAFO, pero también recibe otros como DOFA o FODA,  (el término proviene de las siglas inglesas SWOT: Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats), y has de saber que constituye un documento crucial y estratégico porque te ayudará a visionar tanto las debilidades como las fortalezas de tu empresa frente las amenazas y oportunidades, analizando tu pyme tanto desde el punto de vista interno como externo.

Pero vayamos por partes:

Lo primero que tienes que hacer es coger una hoja en blanco y trazar una cruz en medio.

No te asustes, no pienso complicarte la vida ya que es un ejercicio muy sencillito, con lo que ponte manos a la obra que no cuesta nada 😉

En la parte superior a la izquierda escribirás las fortalezas de tu negocio,  a la derecha de la misma las debilidades. Ya en la parte inferior de la cruz indicarás las oportunidades frente las amenazas. (Aquí tienes una imagen de lo que deberías de hacer)

Estructura Matriz DAFO

Seguro que ahora te preguntas qué encaja dentro de cada uno de estos apartados. Te voy a ayudar un poco…

Lo que has de tener en cuenta es que las fortalezas y debilidades deben referirse a aspectos que atañen al funcionamiento de tu negocio, son cuestiones vistas desde dentro desde la organización. Es decir, aquí deberías incluir por ejemplo lo que hace única a tu empresa o producto frente a la competencia; tus ventajas.

Se trata de desmenuzar las capacidades y habilidades con las que cuentas en vuestra organización y que os permitirán colocaros en un nivel de superioridad.

Indica ahí los recursos con los que cuentas y controlas, las actividades que  ya realizas, las capacidades y habilidades. Aquí debes responder sinceramente qué es lo que sois capaces de hacer o por qué soy bueno en lo que hago.

Al otro lado deberías analizar profundamente cuáles son aquellas cuestiones que habrían que mejorar de tu negocio.

Haz una lista de al menos de cinco puntos en cada uno de los apartados. La clave está en pensar y preguntarse: ¿Qué puedo evitar? ¿Qué fase de mi negocio es mejorable? ¿Tengo los recursos humanos adecuados? ¿Y la tecnología? ¿En qué fallo? ¿Qué es lo que me hace especial?

Estos son sólo algunos ejemplos,  pero ahora te toca a ti estrujarte los sesos… Seguro que lo consigues. Mi recomendación es que seas ante todo lo más sincer@ que puedas.

Cuando hayas acabado te toca ahora analizar en profundidad los  factores externos, es decir las oportunidades y las amenazas que atenazan a tu negocio. Por ejemplo dentro de las oportunidades debes plantearte si factores como la coyuntura económica del país pueden ayudarte o todo lo contrario, o si tus recursos humanos o la falta de financiación puede ser un lastre para tu empresa. Reflexiona!!!

Podrías valorar también si las alianzas externas podrían constituir un plus,  o si los nuevos cambios en la normativa que afecten a tu sector pueden ser todo un lastre o incluso los nuevos hábitos de los consumidores ante un nuevo entorno socioeconómico podrían favorecerte en el futuro. ¿Ves? Así es más facil ¿no?

Aquí como en los demás puntos debes echar siempre un ojo a tu competencia y enfrentarte cara a cara a tus obstáculos, así sabrás perfectamente lo que corregir.

Tras haber realizado la matriz DAFO plantéate ahora la siguiente pregunta: ¿Qué debo hacer? Intenta extraer ideas de lo trabajado y plásmalas en un escrito proyectándote en las mejoras. Hazlo de forma breve y concisa, esto será rizar el rizo 🙂

La idea es que al final sabrás muy bien cuál es el terreno por dónde pisas y sobre todo conocer hacia dónde debes ir.

¿Haces ahora tu DAFO y me lo cuentas?