Dejad trabajar al Community Manager

Community Manager

Desgraciadamente las empresas, ante la falta de cultura en Social Media, buscan hombres y mujeres ‘orquesta capaces de diseñar, entender de programación, de SEO, analítica y escribir como periodistas…. frente a profesionales que todavía no están educados en dar el lugar y el sitio justo que se merece al Community Manager dentro de la estrategia empresarial.

Probablemente uno de los males endémicos que exista en este sector es la ausencia de cultura social media. Precisamente bajo el título ‘Dejad trabajar al Community Manager‘  Social Media Revolución, grupo que aglutina a distintos profesionales, entre los que me encuentro, y cuya misión es la dignificación del empleo en este medio, evitar intrusismos y sobre todo educar, convencer y evangelizar de que los Medios Sociales son un beneficio real para las empresas, está preparando un post donde se recogerá la contribución de varios profesionales que a menudo lidian con múltiples dificultades en el ejercicio de su cometido.

Como consultora de marketing online y profesional social media desde hace ya cinco años, mi aportación se ha centrado en el papel de DIRCOM (Director de comunicación) y la relación de éste con el Community Manager. En ocasiones a lo largo de mi trayectoria profesional me he topado a menudo con que la falta de formación en este ámbito hace que  se trabaje en este área sin un objetivo claro pese a que es bien fácil. Se trata de extrapolar todo lo que se hace en un Plan de Comunicación y llevarlo al plano 2.0: análisis DAFOpúblico objetivo y definición muy clara de las metas que se persiguen…

Sin embargo, desgraciadamente es habitual toparse con la misma instantánea: responsables de área que lo único que les interesa es abrir perfiles en distintas plataformas sin preguntarse primero, si esa es la herramienta más adecuada a sus intereses o simple y llanamente no contemplan métricas algunas para evaluación de los resultados.

Todo ello sin admitir sugerencias del profesional al respecto, cuando necesariamente hoy la comunicación on y off deben ir de la mano. Hablamos de lo que se conoce como la Revolución 2.0 y que los profesionales acreditados deben saber que ya ha cambiado y con creces los cimientos de la comunicación tradicional.

En estos casos,  el trabajo del Community Manager se valora gracias los resultados obtenidos tanto en seguidores, retweets o comentarios cosechados, cuando ya sabemos que sin Plan Social Media no hay paraíso en el entorno 2.0. Y da igual que lo expliques, el CM a menudo está por debajo del organigrama.

Ni que decir tiene que la realidad es mucho peor si entramos de lleno en el universo de la pyme, donde la ausencia de cultura 2.0 es claramente palpable y se convierte casi siempre en un obstáculo para la realización de un trabajo óptimo.

Otra cuestión a plantear es de qué sirve tener un profesional si la organización da la espalda sistemáticamente a los medios sociales. Me explico: si uno no optimiza estas redes de dentro a fuera es más que probable que todos los trabajos no lleguen a los niveles deseados.

En muchas ocasiones me he encontrado con que algo tan sencillo como es poner en las comunicaciones internas los iconos de los medios sociales donde se está activo es llevado a un segundo plano en las empresas o incluso ni se llega a realizar, relegando además a sitios poco visibles los mismos en las páginas webs corporativas.

Mención a parte merece el espíritu de los trabajadores con respecto a estas herramientas comunicativas a las que en gran medida no se les presta la atención que se requiere desde dentro de las organizaciones debiendo ser éstas plataformas materia de obligada asunción cuando se apuesta lo Social Media dentro del entorno empresarial. Me refiero incluso a ámbitos claramente comerciales donde la implantación de Twitter, Linkedin o  Facebook, por ejemplo, son todo un plus para el desempeño de la actividad, pero que a menudo son obviadas en el seno de la empresa pese a los intentos infructuosos de los profesionales del sector.

¿Presumes de 2.0 pero luego no ejerces como tal? Mal asunto, compañero…

Finalmente hablaremos de dinero. Nos encontramos desgraciadamente con que a menudo a los Community Manager se les exige mucho frente a la escasa dotación económica con la que se quiere cubrir este perfil. Hoy se buscan hombres y mujeres ‘orquesta’ capaces de diseñar, entender de programación, de SEO, analítica y escribir como periodistas…. frente a unas empresas que todavía no están educadas en dar el lugar y el sitio justo que se merece a este perfil tan importante dentro de la estrategia empresarial y que a veces se pretende cubrir con 5 euros la hora, dos horas al día, todos los días de la semana.

Por otro lado, no creo que haya un sector donde exista más intrusismo que este ofreciendo gato por liebre a las organizaciones que, cegadas con el caramelo del 2 x 1, no logran crear estrategias en este sector que le reporten los beneficios adecuados. Es decir que si eres de los que supuestamente tienes una estrategia pero no mides tus acciones lo más probable es que asistas en breve a la defunción de tu marca en la red.

El verdadero reto pues, ya no es sólo dejar de trabajar al profesional, al que a menudo se le recibe con desconfianza, es la formación de las empresas y los profesionales implicados para evitar prácticas abusivas o sin más aquellas otras carentes de estrategia y a veces de sentido común que no hacen más que añadir mala prensa al trabajo en Social Media.

Hoy en día conceptos como el llamado Social Business tan en voga, de nada servirán si no son la mecha que encienda la alarma en las empresas para evaluar si verdaderamente su estrategia social media va por el buen camino dando a las teclas acertadas dentro del organigrama.