Cumple la ley: haz visibles tus cookies

Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante, tal y como aseguran desde el propio Google, pero hay que tener en cuenta que este sistema por el cual los  duendes de la red saben qué sitios has visitados y obtienen información sobre tus preferencias, vulnera el derecho a la privacidad, si el usuario no está convenientemente informado

Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante, pero hay que tener en cuenta que este sistema por el cual los duendes de la red saben qué sitios has visitados y obtienen información sobre tus preferencias, vulnera el derecho a la privacidad, si el usuario no está convenientemente informado

Muchas páginas web incumplen sistemáticamente la normativa legal aplicable a la web 2.0. En Internet no todo vale y hay, por tanto, que respetar el derecho de privacidad tanto o igual que el de la propiedad intelectual.

Por poner un ejemplo, a menudo nos encontramos imágenes que ilustran contenidos a las que ni tan siquiera se les reconoce la autoría, olvidándonos de las graves sanciones que lleva aparejado cuando hay opciones como la cesión de derechos a través de licencias prediseñadas, como las Licencias Creative Commons, que permiten el uso de imágenes de terceros sin riesgos.

Debemos recordar que estar en la Red no significa que uno pueda hacer lo que le dé la gana usando lo que de justicia es de otros, pero también no hay que olvidar que se debe respetar el derecho de privacidad del usuario.

De hecho, la normativa de protección de datos (ley orgánica 15/1999, de 13 de diciembre y Real decreto 1720/2007, de 21 de diciembre)  responde a la necesidad de proteger la información de carácter personal para que no sean utilizados de forma inadecuada, ni tratados o cedidos a terceros sin el consentimiento inequívoco del titular.

Así, es fundamental que sepas que si tu negocio está presente en la red debes tener resueltos aspectos tales como que si recoges datos de particulares tienes que inscribir el fichero resultante en la Agencia de Protección de Datos, de lo contrario estarás incurriendo en un grave error que lleva asociado importantes sanciones económicas, además de informar adecuadamente y en un lugar visible de toda aquella información relativa al cumplimiento de esas normas.

Sin embargo, y pese a que se ha avanzado mucho en este campo, aún hoy son muchos los que olvidan de informar a sus usuarios de una cuestión importantísima: la existencia de cookies, que no son más que pequeños fragmentos de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permiten que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil.

En concreto las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante,  pero hay que tener en cuenta que este sistema por el cual los  duendes de la red saben qué sitios has visitados y obtienen información sobre tus preferencias, vulnera el derecho a la privacidad si el usuario no está convenientemente informado.

Por ello, desde que el artículo 4 del Real Decreto Ley del 13/2012 entrara en vigor el 1 de abril de ese mismo año y por el cual se modifica la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI), se obliga a todos los sitios web que usan este sistema a informar de forma clara,  en un lugar visible y accesible, sobre su uso.

Ya no vale, por tanto, con incluir la información sobre el uso de las cookies, como se venía haciendo en el apartado del aviso legal, sino que dicha normativa impone la obligatoriedad de informar al usuario del sistema de cookies empleado por el sitio explicando  y dando opción al usuario de desactivar el sistema en cualquier momento. 

Para vuestra información hay 5 modalidades de cookies: analíticas, sociales, afiliados, publicitarias y técnicas, y todas ellas tienen la misión común: desentrañar el comportamiento del usuario frente al ordenador.

Por ello, es necesario que si empleas cualquiera de estos sistemas en tu site, que ofrezcas en un lugar destacado el tipo de cookies que utilizas y con qué objetivo, además de propiciar al usuario la opción de no activar el sistema.

Aquí os dejo el enlace al documento que contiene toda la información sobre el uso de las cookies elaborado por la Agencia de Protección de Datos y que os será a buen seguro de enorme utilidad, siendo la primera guía realizada en Europa sobre el uso de este sistema.  También podéis echar un vistazo a la infografía realizada por IAB Spain

Es importante saber que para la instalación y utilización de cookies será necesario obtener el consentimiento del usuario, de forma que éste pueda considerarse un consentimiento informado. Este consentimiento, según se recoge e la propia normativa, “podrá obtenerse mediante fórmulas expresas, como haciendo clic en un apartado específico o infiriéndolo de una determinada acción realizada por el usuario”.

Por lo que hay que tener en cuenta, como se recoge en la normativa, “que la mera inactividad del usuario no implica una prestación del consentimiento”. Punto éste  muy importante para no encontrarse en el futuro con sorpresas, ya que las sanciones pueden llegar a alcanzar los 150.000 euros.

Pero no te compliques porque hay muchas formas de activar una llamada en tu site. La normativa lo que dice es que has de hacerlo de forma visible, manteniéndose dicha llamada hasta que el usuario realice la acción requerida para la obtención del consentimiento.

En el documento anteriormente adjunto se ofrecen las claves para entender cómo ha de mostrarse dicha información, estructurando el contenido claramente en dos partes: una llamada de atención advirtiendo sobre el uso de cookies y luego una segunda capa donde ha de exponerse el tipo de cookies que se utilizan y su finalidad.

Llegados a este punto, seguro que a lo mejor te estás preguntando cómo puedo hacer esto en mi blog o mi site. Hay varias opciones, pero yo recomiendo dos: Cookie Control por la facilidad en la instalación, (también tiene una versión para WordPress) y Cookie Law Info.

Además aquí os dejo un interesante post de quien en su día fuera mi profesor: el abogado especializado en derecho tecnológico Pablo Fernández Burgueño y que merece la pena leer si estás interesado en cumplir la ley. Se trata de uno  de los más reconocidos expertos  en España en estos temas que espero que os sea de mucha utilidad.

Si tienes alguna duda o puntualización al respecto, ya sabes: no te cortes y escríbeme. Estaré encantada de ayudarte en la medida de mis posibilidades 🙂